DAR HASTA QUE NOS DUELA

oillmap

«La Madre Teresa se pasó la vida levantando vidas frágiles del suelo, de la calle. Los levantaba y los llevaba. Los recogía. Y ella no era Tarzán, se la llevaba el viento por su fragilidad caminando. Con su fragilidad -pero había mucho amor en su corazón– también cuidó la fragilidad de los demás. «

Papa Francisco

«Con particular emoción recordamos hoy a la Madre Teresa, una gran servidora de los pobres, de la Iglesia y de todo el mundo. Su vida es un testimonio de la dignidad y del privilegio del servicio humilde. No sólo eligió ser la última sino también la servidora de los últimos. Como verdadera madre de los pobres, se inclinó hacia todos los que sufrían diversas formas de pobreza. Su grandeza reside en su habilidad para dar sin tener en cuenta el costo, dar «hasta que duela». Su vida fue un amor radical y una proclamación audaz del Evangelio.»

San Juan Pablo II

¿SABÉIS LA HISTORIA DE RICARDO?

images nnnnnn

Os la cuento:  casado con Marta, 3 niños pequeños, trabaja de administrativo, mileurista, piso austero y sin ningún lujo. De familia cristiana y practicante, siempre ha tenido un profundo respecto a las personas (todas).

Los compañeros de trabajo de su entorno saben que va a misa los domingos, lleva un pequeño crucifijo colgado con una cadena y hasta lo han sorprendido en los descansos del café en silencio como si rezara. Nunca ha intentado convencer a nadie, pero todos le respetan.

Ricardo  sabe escuchar atentamente, está siempre pendiente de las necesidades de los demás, vive continuamente dando testimonio de aquello que es…. (no hay predicación más eficaz que el propio ejemplo). Actúa con convicción, fiel siempre a sus creencias. Intenta proceder siempre con delicadeza, –las personas estamos faltadas a menudo de ternura , comprensión y afecto.  Es cordial, alegre y optimista. No tiene temor a ser criticado, rechazado o insultado por sus creencias. Siempre confía en Dios, siempre!  Ricardo  es sin lugar a  duda, un cristiano fiel y coherente en su ser  y en su comportamiento. Todo un ejemplo.

Como decía San Pablo, «evangelizar a tiempo y a destiempo», sin desfallecer. Pero a la vez, con humildad, sabiendo que finalmente, será Dios quien premiará nuestro esfuerzo.

compra

Hace unas semanas, Ricardo se marchó con dos de sus niños al supermercado. Se preguntaba una vez más qué quería decir eso de «dar hasta que nos duela».  En la puerta del super había una mujer pidiendo caridad e iba parando a las clientas que iban entrando, suplicando que la gente le comprara una botella de leche, un paquete de arroz o botes de legumbre cocida.

Al pasar por su lado, Ricardo  vió sus ojos de soledad y sus manos de necesidad y se apiadó de ella y le preguntó que qué alimentos le hacían falta, que él y su familia se los compraban. Ella le miró con ternura y sacó de un bolsillo de su falda un papelillo viejo doblado, que bien seguro llevaba allí guardado desde hacía bastante tiempo. Y le dijo: Toma, esta es «mi lista de la compra. Hacía muchísimo tiempo que esperaba que alguien me la pidiese….gracias, muchas gracias.»

Ricardo cogió esa lista larga y compró absolutamente todo lo que la mujer decía necesitar para su familia de 5 personas.  Pagó las cuentas de la compra y entonces….suspiró y comprendió: «Dar hasta que nos duela…». Se acababa de gastar los últimos 70 euros que le quedaban de final de mes. Pero al darle la compra a la mujer y la emoción con que la recibía, le compensó con creces ese sacrificio. «Dar hasta que nos duela…, dar hasta que nos duela…»   Ahora lo entiendo!!   tienes que experimentarlo…!!

Creer nos pide llegar un poco más allá de nuestras prácticas religiosas. Estamos llamados a vivir conforme a nuestras creencias y hemos de ser quizás un poco más consecuentes. Todos debemos ser mejores discípulos de Cristo. Evangelizar requiere  pasar a la acción, como hizo Ricardo…. con su actitud, con su comportamiento, con sus actos. No lo dejes para mañana. Inténtalo tú también!!

Stjoandespí peq

Desde Cáritas Sant Joan Despí queremos dar las gracias a todos los Ricardos que se acercan a nuestro salón parroquial a donar alimentos y a colaborar con nuestra organización con lo que pueden, siguiendo el ejemplo de la Madre Teresa con sus pobres. 

Y sobretodo, a todos los Ricardos de buen corazón, que irradian el amor de Dios a todas las personas que se encuentran en su camino y son consecuentes con sus creencias y todo lo que hacen en su vida. Gracias a todos y … no os olvidéis de dar hasta que os duela!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s