PEREGRINACIÓN A LA CATEDRAL DE SANT FELIU DE LLOBREGAT

catedral sant feliu

Con motivo del Año de la Misericordia, una treintena de personas de Cáritas Sant Joan Despí formado por voluntarios y usuarios,  nos desplazamos ayer tarde hasta la Catedral de Sant Feliu de Llobregat en peregrinación, para disfrutar juntos de una bonita velada de domingo.

Una vez reunidos todos ante la entrada de la catedral, nuestro párroco explicó el sentido de la peregrinación y comentó que es un signo peculiar en este Año Santo. Y que todo aquel que atraviese la puerta de una catedral, reciba los sacramentos del perdón y de la Eucaristía, y dedique espacio de tiempo a la oración, puede recibir el don de la Indulgencia.

La vida es una peregrinación y todos nosotros, en firme y cálido grupo, atravesamos ayer esa puerta de la misericordia, experimentando el amor de Dios que perdona, que consuela y que no se cansa de ofrecer esperanza.

Rezamos juntos por el Papa Francisco, por toda la Iglesia, por todos los que necesitan recibir la misericordia de Dios: pobres, enfermos, ancianos solos, presos, refugiados…. Y rezamos por todos nosotros,  los que formamos Cáritas Sant Joan Despí, que el signo de pasar esa puerta santa nos recuerde siempre que el corazón de Jesús está siempre abierto para cada uno de nosotros para ofrecernos misericordia.

Un Padrenuestro, una Salve, un Credo…..una visita por los rincones de la Catedral y un compartir  de su historia y recuerdos pasados de antaño de tan bonita edificación.

De vuelta al Salón Parroquial, celebración del grupo de una merienda de amistad. Un poco de dulce y bebida fresca y mucha música, canciones y alegría. Y es que, cuando uno mira a los ojos sinceros del hermano, la misericordia brota y el don de compartir se hace gozo.

De verdad os digo que muchas son las personas que se benefician de la labor de los voluntarios de Cáritas. Pero también es muy cierto que los voluntarios recibimos con creces muchísimo más que ellos:  en gratitud y en las enormes muestras de cariño en el día a día. Todo esto te hace sentir una plenitud humana indescriptible:  éste sí que es  un «gran abrazo misericordioso del Padre».

cropped-prodigo.jpg

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s